sábado, 11 de octubre de 2008

Relato en retrospectiva … Italia en palabras …












Difícil volver a recordar todo lo visto …

Uno olvida lo que vivió hace unas pocas horas, es que la velocidad del viaje impide la sana y debida reflexión de las cosas …

Acostumbrados ya a esa celeridad, y a disfrutarla …

Se hace camino al andar …

El banco de datos del viaje -la fotografía-, ayuda a reponer la memoria …

Compañeros de lujo nos acompañan, viaje en caravana con nuestros amigos los 5G …

Quedamos en Nápoles, el África italiana …

Del sur al norte, con vaivenes y serpenteos, recorriendo pueblitos, ciudades, olores …

De capitales a ciudades medievales, de playas y montañas a históricos puntos del Imperio Romano … del glamour a las calles estrechas de Venecia …

Llegar a Roma, comienzan las primeras impresiones …

De la camioneta que en ese momento piloteaba Nico, entre sus ventanas logra divisarse el Coliseo Romano … cuando la luz empezaba a caer y la media tarde se hacía más que

evidente … una muestra más que el viaje deja y no deja de sorprenderte …

Estas frente a un lugar que siempre anhelaste estar, pero con una gran naturalidad producto de lo ya visto …

El mundo ya no es inmenso, es más chico y más retornable …

Al menos desde la omnipotencia que te da el viaje, en que uno olvida las dificultades que se presentan para volver a viajar …

El cajero automático sigue lanzando dinero, y un trabajo de tres años también se va consumiendo … porque quiera uno o no, esta burbuja también se va terminando …

Roma es una ciudad típicamente histórica, y en el sano laberinto del recorrido urbano uno va tomando pedacitos de historia que la van armando …

En cada vuelta de esquina, puede aparecer un “highlight” histórico, sin perspectiva anterior aparente …

Y así llegamos al Panteón de Agripa, Iglesias de Bernini y Borromini, a la Fontana di Trevi a tirar la monedita, y a miles de rinconcitos que se entremezclan entre heladerías, turistas por doquier y locales de comida rápida …

Más predecible e identificable el Foro Romano y su remate en el Coliseo …

San Pedro del Vaticano merece varios días de visita, y su columnata Bernini es una envolvente mágica del edificio allí expuesto y las maravillosas esculturas que coronan las cornisas …

De los lugares más visitados del mundo, allí parado recordé las imágenes televisivas de la muerte de Juan Pablo II e imaginé a los devotos llenando esa plaza …

Recordé en esos momentos la impotencia de no haber podido estar ahí …

El interior de la Iglesia es espacialmente maravilloso, con la cúpula de Michelangelo como gran protagonista …

La cola de tres cuadras y media para llegar al Museo del Vaticano, sin dudas valió la pena, para terminar el recorrido y en silencio en la Capilla Sixtina, momento de valorar nuestros antepasados renacentistas …

Momento también de celebrar el cumpleaños de Diegote, con sus jóvenes 27 años, hablando con su madre desde el mismísimo Coliseo … esas cosas locas que solo nos pasan en el viaje …

Quizás en el debe queda … la noche romana … poca cosa para una ciudad que se vive a full en el día, pero que ya entrada la nochecita queda bastante despoblada … esperábamos otra cosa de Roma en este sentido …

De Roma-Reggina en el Estadio Olímpico de Roma … y van …

De allí rumbo a Florencia, rumbo a la Toscana … otro paisaje, otra geografía …

Previo paso por Siena, y otros desvíos posteriores a San Gimignano y la Torre de Pisa …

Florencia, elegante y de tonos cromáticos verdes, con los Medicis, la obra de Brunelleschi y Alberti …

Plenamente caminable, pese al frío que se asoma por estas tierras …

Hermosa como en las fotos que siempre estudiamos, la Biblioteca Laurenziana …

Con el Ponte Vecchio y sus colores pasteles … con el museo de los Uffizi, un recorrido histórico-artístico por demás interesante …

El renacimiento se palpa, se vive …

De allí a la locura, otra vez la sensación de omnipotencia que te da el viaje …

¿Inter-Milán? ¿Por qué no?

Vamos y buscamos reventa …

La reventa dio cuenta que estamos por fuera del sistema, somos estudiantes de arquitectura del Uruguay … no podemos pagar 200 euros por entrar al San Siro …

El frentazo de Ronaldinho, en la pantalla gigante de un bar al costado del Estadio sacudió a miles y una vez más rindió culto a lo diferentes que son nuestros hermanos brasileros cuando se lo proponen …

Las luces del San Siro y sus torres en los codos, fueron maravillosas verlas con gente …

En ese espiral, millones de tanos celebraban la victoria de su equipo …

Y pese al fanatismo … no vi un problema …

Lo cual me enorgulleció, cuando pienso que en mi país es cada vez más difícil ir al fútbol …

De no poder disfrutar algo que por más que apasione, es eso … un simple juego …

Del encuentro fortuito con Bruno Fornaroli, a quien encontramos como uno más de nosotros en la puerta del Estadio, intentando entrar … eso si … con una entrada al Palco Oficial …

Igualmente nos regaló su frescura y una frase que me quedó grabada, cuando de espaldas al Estadio se dió vuelta y con una sonrisa de un niño dijo:

“ Viste lo que es esto”!

Un comentario que puede pasar desapercibido, pero ver que a un jugador que jugó con Estadios llenos, hizo goles clásicos aún esas cosas le emocionan, gusta siempre …

Volar a Venecia en busca de sus callecitas estrechas y laberínticas …

Un lugar donde es imposible no perderse, y a la vez no disfrutarlo …

Con los gondoleros remando, las palomas sobrevolando a toda velocidad en la Plaza San Marcos …

Donde uno no encuentra nunca el mismo camino … siempre es uno diferente …

Del llamado a la Abuela desde la ciudad que siempre me recuerda, visitó con el Abuelo Pedro … de justo esas coincidencias que sin saber que yo me encontraba ese día en Venecia, había hurgado entre sus cosas, las fotos de su viaje a Venecia …

Coincidencias? …

Del Ducale, la Torre del Campanile y la Basílica de San Marcos, quien me recordó en varios aspectos la notable Santa Sofía de Constantinopla en Estambul …

Del puente de los Suspiros, del romanticismo más puro …

Vuelta a Milán … ahora si para recorrerla …

Apareció el glamour y estamos fuera de niveles mínimos de presentación …

Lejos de las cejas depiladas de los hombres y los ropajes fashion de los milaneses …

Ahora no nos pudo ganar … Inter-Werder Bremen en vivo esta vez … en el Giuseppe Meazza …

La magia de Diego … otra vez un brasilero …

La música de la Champions, la salida de los equipos …

Sueño cumplido Diegote … y van …

Lago de Como, su parentezco con Suiza en paisaje es más que evidente …

El Duomo de Milán me atrevo a decir que fue una de las catedrales más increíbles que vi en el viaje … sus vitrales, su estilo gótico y su escala son una maravilla … es una joyita …

La galería Vittorio Emanuele que conforma el conjunto de la Plaza, es también un gran ejemplo de revitalización de un espcio urbano …

Rumbo a Génova, tierra donde Aguilera es Dios …

Ciudad portuaria, de pequeña escala …

Previo paso por Verona, muy medieval …

Para desembarcar en Francia y ponerle fin a nuestra estadía en Italia …

Para llegar a la Cote D’ Azur de Francia …

Y seguir cambiando, y seguir viajando …

Dejamos un mojón importante en el viaje …

Ese país que uno ve tan lejano en el itinerario cuando comienza el periplo …

Pero que ya disfrutamos y ya valoramos …

Un país que nos acercó a nuestros ancestros, luego de tanto picadillo y diferentes costumbres ya vistas …

Se viene la recta final del viaje …

El tiempo pasa volando …

Momento de empezar a pensar en los pasajes de vuelta a la realidad …

Ya está todo casi digitado …

Sacando el jugo a cada experiencia y a cada vivencia …

Gracias! Hasta pronto!

mauri

1 comentario:

nagore dijo...

Un hola qué tal...como están ustedes?? sería la típica tópica pregunta que hacerles en el caso de que uno no tuviera constancia de saber de qué sensaciones/ emociones se estuvieran alimentando pero...he podido tener la oportunidad de compartir (literalmente hablando) la adrenalina de 7 meses de encuetros, sorpresas, amaneceres indescriptibles, olores, colores y gentes en constante movimiento...
Muchas palabras manejo en mi diccionario personal pero pocas encuentro, capaces de dibujar la luz con la que sus rostros nos iluminaron una tarde de un domingo cualquiera...
Puede que un México acalorado y sexy pusiera vuestros motores en marcha, capaz que el tour americano os dejase resaca de fast food y buenos rascacielos...seguro que Petra, las pirámides en el Cairo y hasta el olor a camello sean difíciles de borrar...La poesía de sonrisas de 5 años en una India que muere en vida...locura asiática, una grecia cosmopolita, London y su tea hour...wimbeledon y el revés de Nadal, Un adios al apuesto Fabri..un hola que tal a la vieja Europa...
Bla bla bla...un qué se yo y un yo qué se que sin duda nunca encontrará respuesta...
Sin embargo, desde aquí...Una Coruña que hoy se despide gris, os invito a que cuando la nostalgia cerreis los ojos y casi saboreando la lluvia recordeís una MADAME, a un Nacho compatriota y a tres mujeres cómplices de vuestra locura arquitectónica...
Besos dulces...
Campanilla Pirata